Lo que viene detrás del trigo

En las últimas campañas agrícolas se ha evidenciado cierta recuperación de la superficie del cultivo de trigo en la rotación. Y nunca en mejor momento, ya que fueron años óptimos para obtener buenos rindes de buena a mediana calidad, lo cual acompañó su reingreso en la rotación.

IntaTrigo

Los sistemas de producción lo estaban necesitando, pero los suelos y el ambiente aún más. La pérdida de calidad, especialmente física, de nuestros suelos a causa del monocultivo de soja, representó el mayor riesgo, aunque puede resultar difícil de estimar en toda su amplitud. Sin el trigo y sin sus raíces, se perdieron en el suelo importantes poros que le otorgaban capacidad de aireación y drenaje, aumentando así los problemas de anegamiento y erosión, con la consecuente pérdida de suelo fértil y contaminación ambiental.

Este nuevo escenario posibilita recuperar la capacidad productiva de los lotes al mejorar la calidad de los suelos y el aprovechamiento de la oferta de agua del ambiente. Con el trigo se aumenta la precipitación efectiva del sistema, es decir que el agua de lluvia que se transforma en kilo de grano por la transpiración de las plantas se hace mayor. También se disminuyen las pérdidas de agua por evaporación directa del suelo y por escurrimiento. En definitiva, se mejora el balance hídrico del sistema, no sólo controlando el ascenso de la napa y con ella de sales, sino que también se reducen las brechas de rendimiento interanuales, pudiendo mantener la producción de granos estable año tras año y relativamente independiente de algunos insumos externos.

Con el cultivo de trigo también se mejoran las oportunidades en el control de malezas difíciles, porque se reduce su emergencia y colonización de lotes por la cobertura que ejerce el cultivo, se aumenta la captura de carbono mitigando la emisión de gases de efecto invernadero; también evitamos interrumpir la siembra directa con labores de descompactación y control de malezas. Como si todo esto fuera poco, se evita el anegamiento de lotes por excedentes hídricos temporarios y su consecuente contaminación ambiental.

Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) Casilda.

Tags: Inta Casilda Trigo

logo
©  2018  La Vidriera de Casilda. Todos los derechos reservados. Se permite la utilización total o parcial de los artículos sólo citando la fuente.

Buenos Aires 2052. Local 7 - PB- Tel. 03464-421221 / 425795