24/06/1935 - Muere Carlos Gardel

En 1920 ya se encontraba en el tope de la popularidad en Argentina, y a partir de este éxito, su carrera se difunde por el mundo y pronto realiza sus primeras giras por América Latina y Europa. La “gardelmanía” se encontraba en furor cuando, de gira por Colombia, un día después de su última actuación frente al público en Bogotá debió dirigirse a Medellín para realizar una conexión aérea que lo condujera a Cali, y el avión en el que se encontraba él y sus acompañantes se estrelló en tierra con otra aeronave mientras realizaban maniobras para despegar.

GARDEL2

A mediados de los años 30 del siglo XX, Carlos Gardel se había convertido en uno de los artistas más populares de Latinoamérica, muy seguramente el más reconocido de todos. El tango, género del cual fue su mayor exponente, había nacido a finales del siglo XIX entre los arrabales y barrios bajos de Buenos Aires fusionando elementos de la cultura local con los aportes de los migrantes europeos que llegaron en masa a la Argentina. El lunfardo, el bandoneón y la melancolía se convirtieron en elementos centrales del “pensamiento triste que se baila”, definición dada al género por Enrique Santos Discépolo.

Hacia 1910, Gardel comienza a dedicarse profesionalmente a la vida artística, teniendo como eje geográfico la tradicional calle bonaerense de Corrientes. Apenas unos años después hizo sus primeras grabaciones junto al uruguayo José Razzano. En 1920 ya se encontraba en el tope de la popularidad en Argentina. A partir de este éxito, su carrera se difunde por el mundo y pronto realiza sus primeras giras por América Latina y Europa. Consolidado como “El Cantor del Tango”, Gardel se dedicó a la actuación, otra de sus pasiones, filmando varias películas en Argentina, Francia y Estados Unidos. En 1935 preparó una gira por varios países de Latinoamérica: Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Curazao, Colombia, Panamá, Cuba y México estaban en la lista. La “gardelmanía” se encontraba en furor y en cualquier sitio al que arribaba, multitudes lo recibían y acompañaban. Los diarios de la época registraron este fenómeno como algo “nunca antes visto”.

El 23 de junio Gardel hizo su última actuación frente al público de Bogotá. Se encontraba en el país desde el día 2 de ese mismo mes y ya había abarrotado los escenarios de Barranquila, Cartagena y Medellín. El día 24 debió dirigirse nuevamente a esta última ciudad para realizar una conexión aérea que lo condujera a Cali, ciudad en la cual continuaría su gira. La fatalidad lo acompañó esta vez: el avión en el que se encontraban Gardel y sus acompañantes se estrelló en tierra con otra aeronave mientras realizaban maniobras para despegar. Apenas tres personas sobrevivieron al accidente. “El Zorzal Criollo” partió a la eternidad y a partir de entonces se hizo eco el dicho que dice que “Carlos Gardel cada día canta mejor”. (Fuente: lacasadelahistoria.com)